pm -2015Homosexualidad

La Homosexualidad

 

Pregunta:  ¿Cómo le demuestro a una persona que realmente la homosexualidad es condenable por Dios?  Si Dios nos ama a todos por igual, y si los homosexuales, lesbianas y bisexuales son creados con estas tendencias, entonces ¿cómo podría Dios condenarlos al infierno?  ¿Es correcto que los cristianos sean amistades de este tipo de personas?

 

Respuesta: Es extraordinario como la gente de hoy día defiende la práctica de la homosexualidad. Para empezar, no hay NINGUNA evidencia científica que indique que la persona nace “homosexual”, así como ningún ser humano nace pedófilo ni con codicia para las bestias. La homosexualidad es pecado, producto de una cultura degenerada y de hogares sin padre, o con una mujer dominante.


Génesis 19:5

 

El pecado más grave de Sodoma no era el oprimir a los pobres y ser inhospitalarios como los homosexuales sugieren.  Su pecado era que hicieron abominación (Ezequiel 16:49-50).

Levíticos 20:13 dice: “Si alguno se ayuntare con varón como con mujer, abominación hicieron, ambos han de ser muertos”.

“Abominación” significa algo “repugnante, asqueroso, cosa que Dios detesta”.


Estos varones querían “conocer” sexualmente a los dos varones que estaban en la casa de Lot. Sus mentes estaban tan retorcidas que a ellos ya no les interesaba estar con mujeres (ni las hijas de Lot), sino con otros varones.


Judas 1:7 poderosamente condena a Sodoma y a Gomorra porque habían “fornicado e ido en pos de vicios contra naturaleza”.


La homosexualidad NO ES  NATURAL. Es “contra  naturaleza”. Incluso en el reino  animal lo natural es “varón y hembra; tienen partes reproductivas compatibles.  La frase vicios contra la naturaleza”  se traduce en la versión Biblia Las Américas “y siguieron carne extraña” (la traducción literal del griego). El diccionario Griego Swanson define  esta frase “relación homosexual” (Judas 1:7). Esa era el pecado de Sodoma.


Levítico 18:22 & 20:13

 

Este versículo condena toda clase de homosexualidad.

Lev.18:22 “No te echarás con varón como con mujer; es abominación”. No dice “con tal que estén enamorados” o en “una relación exclusiva”.

 

Lev.18:23 luego condena tener trato sexual con un  animal; tampoco restringe ese mandamiento diciendo “a menos que el hombre y el animal estén enamorados” o que pueden tener relaciones con tal que  no sean promiscuas.


Los judíos NUNCA aceptaron la homosexualidad. Ellos entendieron claramente que Lev.18:22 condenaba toda clase de  homosexualidad y así han creído por miles de años. ¡Cómo puede ser que los judíos hayan mal entendido este pasaje por miles de años pero que ahora de repente los homosexuales “espiritualmente iluminados” lo entienden “correctamente”!


Dios creó a la mujer para que fuera la “contraparte” (idónea) del hombre (Gen.2:18). “El amor romántico y sexual” solamente ha de existir entre hombre y mujer (Mateo 19:5,6). Dos hombres y dos mujeres se pueden amarse con amor ágape (amor sacrificial) como hermanos y amigos de forma platónica (sin relación sexual). Pero el “amor sexual” es algo que Dios ha creado entre hombre y mujer  (Prov.5:18,19; Cantares 7:6).


Romanos 1:26-27

Este pasaje no solamente condena la “codicia en exceso”, sino que condena que la mujer tenga relaciones con otra mujer como algo que es “contra naturaleza”. Los homosexuales no nacieron así, sino que debido a la confusión de identidad sexual y su lascivia y pasiones desordenadas, rechazan el modo natural de la creación “varón y hembra”, abandonando el orden natural.


No tenemos permiso de limitar este texto a “relaciones homosexuales promiscuas.” Aquí la condenación claramente abarca toda clase de homosexualidad.


1 Corintios 6:9-11


La palabra griega traducida  “afeminadosen este texto tiene referencia a varones con movimientos y actitudes de mujer…específicamente a la “pareja pasiva en el acto sexual entre dos varones.” Es pecado que un  hombre parezca femenino en su vestuario, o que él haga el rol de “la mujer” en la cama.

 
La palabra “los que se echan con varones” significa “Sodomita, homosexual, el que toma el papel masculino en el contacto sexual con otro  hombre”….incluye la pedofilia homosexual masculina, pero no se limita solo a eso.


Algunos ancianos creían y creen que están enamorados con un adolescente. Esto es condenado por Dios en este texto….pero no importa la edad que las dos personas tengan, es pecado que un hombre (de cualquier edad) se eche con otro hombre”. La  homo-sexualidad en sí es un acto  perverso. No existe homosexualidad que no sea perversa (no importa que sea consentida, coercitiva, pagada o gratis). La palabra griega aquí no menciona ni edad ni motivo, solo la práctica.


Algunos defensores de la homosexualidad tratan de desechar el significado de esta palabra diciendo que significa “los que abusan económicamente a otros”. Sin embargo, no tenernos el derecho de inventar otro significado e imponerlo en el pasaje simplemente  porque no nos gusta lo que dice.


1 Timoteo 1:9-10 

 

Aquí menciona a los “sodomitas” (arsenokoites). El diccionario griego Vine lo define así:

arsenokoites aparece en 1Co.6:9: «los que se echan con varones»; 1Ti.1:10:  «sodomitas» (de arsen, varón, y koite, cama, lecho, denotando  asimismo la relación carnal, cf. Ro.13:13), o sea, los que  practican la homosexualidad.


Otra vez, algunos tratan de descartar esta palabra diciendo que aquí se refiere solamente a la “homosexualidad perversa o  promiscua”.  Pero reitero, esta palabra condena el acto de la homosexualidad, sea promiscua o en una “relación exclusiva”.

 

¿Podemos tener amistades con personas que practican la homosexualidad?

 

Dejemos que la Biblia conteste:

 

1 Corintios 5;9,10 dice: “Por carta ya les he dicho que no se relacionen con personas inmorales. Por supuesto, no me refería a la gente inmoral de este mundo, ni a los avaros, estafadores o idólatras. En tal caso, tendrían ustedes que salirse de este mundo” (NVI).

 

Entonces podemos tener trato con ellos e influirles para el bien y exhortarles a dejar su pecado y  llevarlos a Cristo.

 

Pero al mismo tiempo, hay que usar prudencia:

1Co 15:33 «No se dejen engañar: Las malas compañías corrompen las buenas costumbres».

Pro 13:20 «El que anda con sabios, sabio será; Mas el que se junta con necios será quebrantado».

 

Por lo general, he encontrado que cuando uno empieza a exhortarles a que se arrepientan, ellos son los que ya no desearán ser nuestros amigos.


Sigamos con valentía y amor denunciando el pecado, y defendiendo con respeto la santísima Palabra de Dios, que tiene el poder de rescatar a los homosexualidades de su iniquidad.

 

 

 

[Este estudio escrito por P. Melton fue publicado en septiembre de 2015 en El Mensajero (en la columna bimestral de “El Discípulo Inquisitivo”). Derechos de autor © 2015. Todos los derechos están reservados. Estamos complacidos de conceder permiso para que este artículo sea reproducido en su totalidad en forma electrónica para exponerlo en en páginas Web siempre y cuando las siguientes estipulaciones sean observadas: (1) la página Web URL específica de IglesiadeCristoNT.org debe ser anotada; (2) el nombre del autor debe permanecer adjunto al artículo; (3) deben ser reproducido exactamente como aparece en el original sin alteraciones.]

Comments are closed.