pm -2015DadoAlVino

«No Dados a Mucho Vino»

Pregunta:  Los ancianos no deben ser “dados al vino” (1 Timoteo 3:3), mientras que los diáconos no deben ser “dados a mucho vino” (1 Timoteo 3:8). ¿Significa esto que el diácono puede beber vino, en tanto que no beba “mucho vino” y no se convierta en adicto?

 

 

 

Respuesta: La frase en el versículo tres “NO DADO AL VINO” se compone de dos palabras griegas (me paroinos— “en vino”) y literalmente traducido significa “no estar cerca del vino” (Dicc.Griego Strong). Esta frase exige la abstinencia, y tal vez incluso condena el acto de situarse en presencia de personas y lugares donde está ocurriendo el consumo de bebidas alcohólicas. 

 

El pedirles a los ancianos que se abstengan del vino es consistente con el término SOBRIO (nephalion) que encontramos en 1 Timoteo 3:2. “Sobrio” se define:  “libre de sustancias tóxicas” y “abstinencia con respecto al vino”, según el Nuevo Léxico Analítico Griego de Perschbacher.  Los ancianos han de abstenerse del uso de intoxicantes, y no deben asociarse con los lugares y las personas que los utilizan.

 

 

“NO DADOS A MUCHO VINO”

 

En el versículo ocho, las cuatro palabras griegas utilizadas para calificar a los diáconos en este punto (me oino pollo prosechontas) se traducen literalmente: “no ocupados mucho con el vino” (Léx. Griego Perschbacher). ¿Significa el uso de la palabra “mucho” que los diáconos pueden absorber una cantidad moderada de vino? Esta interpretación es contrarrestada por las  siguientes aclaraciones:

 

En primer lugar, cuando Salomón dijo: “No hagas mucho mal”  (Eclesiastés 7: 17-“no seas demasiado impío” – LBLA; “no hay que pasarse de malo” -NVI), ¿Se da a entender que una persona puede, con la aprobación de Dios, ser malo en moderación? Cuando Pedro escribió que los paganos no entienden por qué los cristianos no se involucran en el “mismo desenfreno de disolución” (1 Pedro 4:4), quiso decir que la disolución es apropiada siempre y cuando sea en moderación (no desenfrenada)?  En otras palabras, el lenguaje puede condenar abiertamente una indulgencia excesiva o gran cantidad de una acción sin implicar que la acción sea admisible en una cantidad menor o grado menor. No se puede suponer que lo que sea ilegal en exceso es legal en cantidades más pequeñas. No sería apropiado que un diácono ni un obispo disfrutara de la utilización de vino, sea en cantidades pequeñas o grandes.

 

La palabra griega en el versículo ocho traducida “dados al vino” (RV), o “no amigos del vino” (NVI), o “no adicto al vino” (RSV), es prosecho. Esta palabra se encuentra también en 1 Timoteo 1:4 donde es traducida “ni presten atención a fábulas” y en Tito 1:14 donde es traducida “no atendiendo” a fábulas judaicas.  ¿Quién sacaría la conclusión de que Pablo pretendía animar a los cristianos a prestar atención a los mitos judíos, siempre y cuando no fuera demasiada atención? 

En realidad, Pablo estaba poniendo de relieve un individuo conocido por su consumo libre de bebidas alcohólicas.  El apóstol estaba diciendo que tal persona no debe ser nombrada anciano.  Un paralelo sería una persona que va de juerga y que sale a beber todas las noches, y que dijéramos “¡No instales a un hombre así  en el puesto de anciano!”  Al decir esto, no estaríamos dando a entender que sería aceptable instalar a un hombre que sale a tomar con menor frecuencia, por ejemplo solo los fines de semana.  Pablo no sugiere que sea aceptable para los líderes de la iglesia beber pequeñas cantidades de alcohol así como la ley de Moisés no se lo permitió a los sacerdotes (Levítico 10:9). Barnes comentó: “La forma en la que el apóstol aquí menciona el tema nos lleva a suponer justamente que él no tenía la intención de recomendar su uso en ningún sentido”.

 

LA INCONSISTENCIA

 

En segundo lugar, la inconsistencia de creer que el diacono puede beber en moderación es muy evidente cuando se comparan las instrucciones de Pablo a las diferentes clases de cristianos:

 

  • Anciano (1 Tim.3:2-3)—“sobrio” – abstenerse (nephalios); ni siquiera acercarse al vino (me paroinon)
  • Díaconos (1 Tim.3:8)—“no dados a mucho vino” – ¿beber en moderación? (me oino pollo)
  • Esposas de los Diáconos (1 Tim.3:11)—“sobrias” – abstenerse (nephalious)
  • Hombres Viejos (Tit. 2:2)— “sean sobrios” – abstenerse (nephalious)
  • Mujeres Viejas (Tit. 2:3)—”no esclavas del vino” – ¿beber en moderación? (me oino pollo).

 

No tiene sentido que Pablo prohibiría el vino a los viejitos pero que las viejitas podrían beber en moderación.  En vista de estas inconsistencias, “mucho vino” obviamente es una forma suelta de expresión que articula la restricción completa del uso del vino fermentado.

 

Incluso Timoteo no se atrevía a beber vino, porque siendo cristiano y evangelista él comprendía el mandamiento acerca de mantener la sobriedad (1 P.5:8).  Pero Pablo le dice en 1 Timoteo 5:23 “Ya no bebas agua, sino usa de un poco de vino por causa de tu estómago y de tus frecuentes enfermedades.”  

 

  • Primero, notemos que Timoteo fue abstinente hasta ese punto.
  • Segundo, la cantidad que Pablo le manda agregar a su dieta fue “un poco”. 
  • Tercero, un poco de vino debía ser diluido en agua.
  • Cuarto, su uso fue estrictamente medicinal en naturaleza-.no fue social, casual ni recreativo. Por esa razón emplea el término “usa” (no beba)..lo cual implica una dosis medida (una cucharada,  centilitro, etc). 
  • Quinto, Timoteo NUNCA hubiera bebido vino si no fuera por la directiva del apóstol en su tiempo de gran enfermedad. 

 

Además, no se debe suponer automáticamente que el vino posea propiedades medicinales. El vino pudo haber sido simplemente un medio antiséptico para purificar el agua contaminada que Timoteo había estado bebiendo y para matar los gérmenes y organismos bacterianos; esto reduciría su efecto perjudicial sobre su frágil estómago; si esto es el caso, Pablo no le estaba recomendando el vino, sino recomendándole un método para limpiar agua contaminada. Y si aquí Pablo sanciona el uso de alcohol exclusivamente con fines medicinales y en pequeñas cantidades, solamente en casos de enfermedad, ¿cómo puede alguien decir que Pablo sanciona el consumo recreativo del vino para los diáconos siempre y cuando eviten su uso excesivo?

 

Además de las consideraciones anteriores, hay que tener en cuenta que incluso si se pudiera probar que Dios sancionaba el consumo moderado de vino en tiempos antiguos, esto no implica que Dios sanciona el “vino” moderno, ya que el vino mencionado en el la Biblia era diferente al vino de nuestro día. El vino en la antigüedad era mucho menos potente.  Uno habría tenido que ingerir grandísimas cantidades para recibir el contenido alcohólico más mínimo. Los antiguos típicamente tenían que agregar drogas a sus vinos para aumentar su potencia embriagante.  A la luz de todas estas consideraciones, la opinión que sostiene que los diáconos pueden beber cantidades moderadas de bebidas alcohólicas es precaria, peligrosa y sin fundamento bíblico.

 

[Este estudio escrito por P. Melton fue publicado en mayo de 2020 en El Mensajero (en la columna bimestral de “El Discípulo Inquisitivo”). Derechos de autor © 2015. Todos los derechos están reservados. Estamos complacidos de conceder permiso para que este artículo sea reproducido en su totalidad en forma electrónica para exponerlo en en páginas Web siempre y cuando las siguientes estipulaciones sean observadas: (1) la página Web URL específica de IglesiadeCristoNT.org debe ser anotada; (2) el nombre del autor debe permanecer adjunto al artículo; (3) deben ser reproducido exactamente como aparece en el original sin alteraciones.]

Comments are closed.