pm -2020CristoLaCopaDosVeces

¿Tomó Cristo la Copa Dos Veces?

 

Pregunta: En el relato de Lucas sobre la institución de la Cena del Señor, ¿tomó Cristo la copa dos veces? (Lucas 22:17,20). Más concretamente, ¿se refiere la copa en Lucas 22:17 a la copa del Señor o una copa pascual?(E.E.U.U.)

 

 

Respuesta: Para comprender la respuesta a esta pregunta, primero es necesario entender que Lucas no escribió toda su narrativa de Cristo en orden completamente cronológico.  Su declaración en Lucas 1:3 de que iba a escribir todos los eventos de la vida de Cristo «por orden» y «ordenadamente» no implica que todo lo que escribió siguió precisamente una secuencia cronológica. Como descubriremos a continuación, hay otros tipos de orden (i.e. orden climático, orden temático, etc…), los cuales implementó Lucas en su exposición biográfica de la vida de nuestro amado Salvador. Antes de tratar el texto de Lucas 22, primero consideraremos otros dos textos en donde Lucas dejó a un lado el orden cronológico, optando a favor de otro tipo de orden temático o climático.

 

Ejemplo # 1 — El bautismo de Cristo y el encarcelamiento de Juan el bautista (Lc.3:18-21)

 

Lucas se desvió de un orden estrictamente cronológico en este texto. En Lucas 3:20 nos cuenta que Herodes «encerró a Juan en la cárcel». El siguiente versículo dice que «Jesús fue bautizado».  Pero ¿cómo pudo Cristo ser bautizado por Juan el bautista, si Juan el bautista ya estaba preso? Sin embargo, según Mateo 3:13-17, Mateo 4:12 y Juan 1:29-34, Juan bautizó a Jesús antes de su encarcelamiento. La única explicación razonable es que Lucas no escribió estos dos eventos en orden cronológico, sino que estaba narrando en orden temático. En la primera parte de Lucas 3, está discutiendo el tema del ministerio de Juan el bautista, pero al llegar a Lucas 3:21, aborda otro tema, a saber, el ministerio de Cristo. Es cierto que después de Lucas 3:20, el escritor menciona a Juan varias veces (i.e. 7:18-35; 9:7,9,19); sin embargo, como explica Hendrikson, «aquí [en Lucas 3:20] termina la historia del ministerio activo de Juan el bautista como hombre libre». 

 

Ejemplo # 2— Las tentaciones de Satanás a Jesucristo

Una segunda indicación de que la narrativa “ordenada” de Lucas no debe entenderse como un orden  estrictamente cronológico de todos los acontecimientos y palabras de Jesucristo se encuentra en Lucas 4:1-13.

 

Según Lucas, el orden de las tres tentaciones de Satanás al Señor Jesucristo ocurrió así: (1) primero, fue tentado a convertir las piedras en pan; (2) segundo, fue tentado a adorar a Satánas para recibir todos los reinos del mundo y (3) tercero, fue tentado a arrojarse del pináculo del templo.

 

Curiosamente, el orden de las tentaciones en Lucas 4 es diferente al que se encuentra en el relato del evangelio según Mateo. En Mateo 4, el apóstol escribió que (1) primero, Satanás lo tentó a convertir piedras en pan, (2) segundo, fue tentado a arrojarse del pináculo del templo y (3) la tercera tentación fue el intento de Satanás para que Jesús lo adorara.

 

Como usted puede ver, la segunda y tercera tentación están invertidas. La pregunta ahora es, ¿En qué orden fue tentado Jesucristo? ¿Cuál de los dos, Mateo o Lucas, escribió en orden cronológico?

 

La mayoría de los eruditos bíblicos creen que Mateo en este caso se preocupó más por el orden secuencial de los eventos en esta historia debido a su uso de palabras como «después» (4:2), «entonces» (4:5), «otra vez» (4:8).

 

Estos tres adverbios sugieren fuertemente que Mateo registró el orden preciso de las tentaciones. Lucas simplemente vincula los eventos usando la conjunción «y» (4:2,5,6). En griego al igual que en español, la palabra «y» no tiene implicaciones cronológicas específicas. En resumen, la evidencia sugiere que el relato de Mateo de las tentaciones de Jesús están organizadas cronológicamente, mientras que el relato de Lucas sigue un orden   temático o posiblemente climático. Es factible que Juan haya querido ordenar las tentaciones de forma climática.  En ese caso, arrojarse del pináculo del templo sería un clímax más dramático que simplemente postrarse y adorar). No obstante, es probable que Lucas ordenó estas tres tentaciones para corresponder con el orden de 1 Juan 2:15 «los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida». Aunque los eventos no sucedieron en este orden, Lucas los organizó de esta manera, para que pudiéramos ver la alineación.

 

Estas desviaciones en el orden cronológico no son errores ni coincidencias. Lucas invirtió el orden secuencial de estos versículos para transmitir más efectivamente la verdad. Esto es precisamente lo que hizo en Lucas 22 al hablar de la copa del Señor.

 

Ejemplo # 3 — Jesús tomó la copa

Muchos eruditos, de manera incorrecta e ilógica, dicen que el verso 17-18 es una referencia a la copa de la Pascua y no a la copa de la comunión.

 

Lucas 22:17-18 «Y habiendo tomado la copa, dio gracias, y dijo: Tomad esto, y repartidlo entre vosotros; 18 porque os digo que no beberé más del fruto de la vid, hasta que el reino de Dios venga».

 

Sin embargo, el verso 17-18 no es una referencia a la copa de la Pascua por las siguientes razón. Primero, Jesús dijo que no bebería del fruto de la vid hasta que viniera el reino de Dios.   Esto es exactamente lo que Jesús dijo en Mateo 26:29 y Marcos 14:25 DESPUÉS de que él participó de la copa de la comunión.



Entonces, si en este texto, Lucas se refiere a la copa de la Pascua, y no a la copa de la comunión, esto convertiría a Jesús en mentiroso. Sabemos que eso no es el caso. Jesús dijo: «os digo que no beberé más del fruto de la vid, hasta que el reino de Dios venga» (Lc.22:18). Si Cristo prometió no beber del fruto de la vid después de beberlo de la copa de la Pascua para luego volver a beberlo unos minutos más tarde, repitiendo lo mismo, se estaría contradiciendo. El reino de Dios NO VINO mientras Cristo estaba comiendo la pascua, sino varias semanas después en el  día de Pentecostés. Por lo tanto, el verso 17,18 tiene que referirse a la cena del Señor.

 

El Señor Jesús sólo participó de la copa una vez, y solamente dijo que no bebería del fruto de la vid hasta que entrara en el reino una vez — y esto fue después de que participó de la copa de comunión. El verso 17,18 es una referencia a la cena del Señor, no a la Pascua.

 

Sin embargo, si ambos versículos Lucas 22:17 y Lucas 22:20 son referencias a la copa de comunión, entonces ¿quiere decir que Cristo participó de la copa de comunión dos veces?

No. Lo que está sucediendo aquí es que Lucas prescinde temporalmente del orden cronológico en favor del orden tópico. Note el paralelismo entre los versículos 16 y 18:

 

Lc.22:16

Lc. 22:18

Porque os digo que

Porque os digo que

no la comeré más

no beberé más del fruto de la vid

hasta que

hasta que

se cumpla en el reino de Dios

el reino de Dios venga

 

Estos versículos casi son idénticos. Lo que Lucas está haciendo es colocar el versículo 18 cerca del versículo 16 para dar una explicación del versículo 16.

 

Jesús dijo que no comería más esta Pascua hasta que se cumpliera en el reino de Dios. ¿Cómo se cumpliría la Pascua en el Reino de Dios? A través del establecimiento de la Cena del Señor.

 

Lucas ubicó estos dos versículos juntos para aclarar que el cumplimiento de la Pascua sería a través de la Cena del Señor.



Jesús no volvería a comer la Pascua judía jamás. Sin embargo, Él iba a comer el cumplimiento de la Pascua cuando el reino de Dios viniera en el día de Pentecostés.

 

Este cumplimiento se realizó y sigue siendo realizado cada primer día de la semana. Entendemos que en la actualidad Jesús bebe del fruto de la vid con nosotros semanalmente en el reino de Dios. Él come el cumplimiento de la Pascua con sus discípulos cada domingo. Lo hace místicamente a través de la participación de los fieles.

 

Entonces, como usted puede ver, Lucas colocó estas dos frases juntas temáticamente para aclarar el significado de la primera por la segunda. En otras palabras, dejó de lado el orden cronológico en favor del orden temático. Esto no es extraño. Porque hizo lo mismo en Lucas 4 cuando habló de las tres tentaciones.

 

Si hubiera escrito este relato de la cena del Señor en Lucas 22 en orden cronológico como lo hicieron Mateo y Marcos, él habría insertado el verso 17,18 en medio del verso 20. Escrito cronológicamente, usando Mateo 26 y 1 Corintios11 como modelo, el texto leería así:

 

Lucas 22:17-20 en orden cronológico

19Y tomó el pan y dio gracias, y lo partió y les dio, diciendo: Esto es mi cuerpo, que por vosotros es dado; haced esto en memoria de mí. 20De igual manera, después que hubo cenado, tomó la copa . . .17Y habiendo tomado la copa, dio gracias, y dijo: Tomad esto, y repartidlo entre vosotros; 20 diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que por vosotros se derrama. 18 porque os digo que no beberé más del fruto de la vid, hasta que el reino de Dios venga.

 

Pero Lucas no lo escribió cronológicamente. En cambio, ordenó los versos de tal manera que pudiéramos entender cómo iba a comer la Pascua de nuevo, pero no la pascua judía, sino el cumplimiento de ella en el reino espiritual, la iglesia.

 

Conclusión:

El evangelio según Lucas ciertamente se escribió «por orden». De ninguna manera es una ordenación  descuidada o caótica. Lucas siguió un orden cronológico estricto, excepto en ciertos casos, donde usó un orden temático o climático. Debemos tener cuidado de no aplicar forzadamente una interpretación cronológica a pasajes que siguen otro orden, simplemente porque Lucas dijo que iba a «escribírtelas por orden» (Lucas 1:3). De hecho, según el lexicógrafo griego Frederick Danker, la palabra griega que Lucas usó traducida «por orden» (kathexas) puede referirse a una «secuencia en  tiempo, espacio o lógica».



Por lo tanto, de forma similar a los libros de historia de hoy en día que están ordenados cronológicamente (pero que ocasionalmente incluyen escenas retrospectivas y no secuenciales de personas,  lugares y eventos para lograr un propósito específico), Lucas claramente escribió ciertas partes de su relato inspirado, evocando un orden lógico y temático en lugar de temporal y lineal. Así hizo en su relato de la Cena del Señor.

 

 

 

[Este estudio escrito por P. Melton fue publicado en marzo de 2020 en El Mensajero (en la columna bimestral de “El Discípulo Inquisitivo”). Derechos de autor © 2020. Todos los derechos están reservados. Estamos complacidos de conceder permiso para que este artículo sea reproducido en su totalidad en forma electrónica para exponerlo en en páginas Web siempre y cuando las siguientes estipulaciones sean observadas: (1) la página Web URL específica de IglesiadeCristoNT.org debe ser anotada; (2) el nombre del autor debe permanecer adjunto al artículo; (3) deben ser reproducido exactamente como aparece en el original sin alteraciones.]

Comments are closed.