Conozca Más de la Iglesia

El siguiente artículo le ayudará a conocer más de la iglesia de Cristo, de su origen, fundador, creencias y práctica.

Investiguemos
la Iglesia de Cristo

 

¿Le tiene confuso las muchas iglesias que existen hoy día? ¿No sabe cuál de ellas predica la verdad?

Muchos grupos religiosos están apoyando y promocionando sus propias iglesias, pero en este tratado queremos estudiar y exaltar la iglesia de Cristo, de la cual habla la Biblia. Para aprender de la iglesia bíblica, vamos a hacer siete preguntas pertinentes.

1. ¿Cuántas iglesias edificó Cristo?

Cristo dice en Mateo 16:18: “Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia.” Al decir Cristo, “edificaré mi iglesia”, está prometiendo edificar una iglesia.

Colosenses 1:24 habla de “su cuerpo, que es la iglesia”.  ¿Qué es el cuerpo de Cristo? Es la iglesia. También Efesios 1:22,23 dice: “la iglesia, la cual es su cuerpo”. Si el cuerpo y la iglesia son sinónimos, entonces podíamos expresar esta verdad en forma de ecuación: LA IGLESIA = SU CUERPO. ¿Cuántos cuerpos tenía Cristo? Efesios 4:4 dice: “Un cuerpo y un Espíritu”. 1 Corintios 12:20 dice: “el cuerpo es uno solo”. Colosenses 3:15 dice: “Fuisteis llamados en un solo cuerpo”. Hay un solo cuerpo, y la iglesia es el cuerpo, entonces hay una sola iglesia.

 

2. ¿Es importante la iglesia?

Muchos hoy dicen que no importa la iglesia, lo que importa es Cristo. Creen— “Tengo a Cristo; no necesito la iglesia”.  Pero al decir esto, no se están dando cuenta que Cristo y su iglesia son inseparables.

1. Cristo es dueño de la iglesia (Mt.16:18).

2. “Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella” (Efesios 5:25). Y si Cristo la ama, ¿no debemos amarla nosotros también?

3. Cristo “es la cabeza del cuerpo que es la iglesia” (Efesios 1:18). No podemos estar unidos a la cabeza, si no estamos en el cuerpo.

4. Cristo es el constructor de la iglesia (Mateo 16:18).

5. Cristo es el Salvador de la iglesia (Efesios 5:23). Si Cristo va a salvar la iglesia, entonces necesitamos ser parte de esa iglesia si queremos ser salvos.

Como usted puede ver, Cristo y su iglesia son inseparables. No se puede tener a Cristo sin la iglesia. Para Cristo la iglesia es preciosa — tan preciosa que derramó su sangre por ella. Hechos 20:28 habla de “la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre”.  ¿Cómo entonces podría decir alguien que la iglesia no es importante?

3. ¿Todavía existe esa iglesia hoy día?

Han pasado casi 2000 mil años desde que Cristo fundó su iglesia. ¿Ha desaparecido esa iglesia original o ha podido sobrevivir los siglos hasta el día de hoy? Cuando prometió establecer la iglesia dijo: “Edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella”.  Cristo dijo que NADA podía prevalecer contra la iglesia para destruirla. Ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada puede extinguir la iglesia. Por eso, leemos en Efesios 3:21 que glorificaremos a Dios “en la iglesia en Cristo Jesús por todas las edades, por los siglos de los siglos”.

4. ¿De dónde vinieron las demás iglesias?

Puesto que Cristo solamente estableció una iglesia, ¿por qué existen más de 1000 iglesias hoy día? ¿Dónde originaron? 1 Timoteo 4:1,3— “Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe.” Abandonarían la fe de la iglesia original y establecerían su propia iglesia. Continua, “prohibirán casarse, y mandarán abstenerse de alimentos que Dios creó”.

¿Cuál de las iglesias famosas prohíbe que algunos de sus miembros se casen? ¿Cuál iglesia manda que en ciertas ocasiones sea prohibido participar de ciertas carnes? ¿Puede ser la iglesia Romana? Esta iglesia se apartó de la iglesia original, y fue la primera iglesia apóstata.

Según la historia secular, casi todas las iglesias se apartaron de la iglesia Romana. En el año 1552, el Rey Enrique VIII empezó la iglesia de Inglaterra. En el año 1611, Juan Smyth empezó la iglesia Bautista. En 1739, Juan Wesley se apartó de la iglesia de Inglaterra y empezó la iglesia Metodista. La iglesia Pentecostal empezó en el año 1900. Hemos nombrado estas iglesias no para condenarlas, sino para ilustrar históricamente sus orígenes.

5. ¿A Dios le agrada ver tantas iglesias?

Como usted puede ver, Cristo estableció solamente una iglesia, y las demás son iglesias fundadas por hombres. Las iglesias o religiones fundadas por hombres mezclan la Biblia con sus propias enseñanzas. Y por lo tanto, cada una de estas iglesias tiene nombres diferentes, prácticas diferentes y doctrinas diferentes. Estas diferencias causan división.

1 Corintios 1:10 dice: “Os ruego, pues, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer”.

Para tener la misma mente, todos tenemos que seguir las enseñanzas de la Biblia sin cambiarlas. ¿No sería grandioso si todas las iglesias compartieran el mismo nombre, las mismas prácticas, y las mismas creencias? Las iglesias fundadas por hombres exaltan  las enseñanzas de hombres en vez de exaltar a Cristo (Colosenses 1:18).

1 Corintios 1:12,13 dice: “Quiero decir, que cada uno de vosotros dice: Yo soy de Pablo; y yo de Apolos; y yo de Cefas; y yo de Cristo. ¿Acaso está dividido Cristo?”

¿Le agrada a Dios cuando decimos “soy de Juan Smyth”, o “soy de Juan Wesley”, o “soy de Martin Lutero”? A Dios no le agrada la división que existe en el mundo religioso. Él quiere que seamos uno. Por lo tanto, debemos despojarnos de todo nombre humano y toda práctica y creencia humana. Debemos dejar toda iglesia fundada por hombres, y tratar de encontrar la iglesia original que Cristo mismo fundó.

6. ¿Cómo podemos reconocer la iglesia original que estableció Cristo?

Es difícil hallar la iglesia original porque está en medio de tantas iglesias que reclaman ser buenas y verdaderas. Pero hay dos características que nos ayudan en identificar la iglesia del Nuevo Testamento.

Primero, la iglesia original tiene y predica el evangelio completo. Si una iglesia predica que la salvación es por fe solamente, no puede ser la iglesia original de Cristo.

Santiago 2:24 dice “Vosotros veis, pues, que el hombre es justificado por las obras, y no solamente por la fe”.

Casi todas las iglesias evangélicas enseñan que la salvación viene a la persona al momento de aceptar a Cristo como su único Salvador por medio de hacer una oración. Dicen que al confesar que somos pecadores y al pedir salvación del Señor, en ese momento somos salvos sin necesidad del bautismo. Pero en todos los casos bíblicos la salvación viene DESPUÉS del bautismo. Marcos 16:16 dice: “El que creyere y fuere bautizado será salvo”.  El bautismo es “para perdón de pecados” (Hechos 2:38), y “ahora nos salva” (1 Pedro 3:21). Cualquier iglesia que enseña que somos salvos antes del bautismo, no es la iglesia original, porque están omitiendo un punto esencial del evangelio, el bautismo.

La segunda marca de la iglesia original es que adora a Dios bíblicamente.

Cristo dice en Juan 4:23, 24: “los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad. . . en espíritu y en verdad es necesario que adoren”.

La iglesia original adoraba en espíritu (con el corazón) y en verdad (según el reglamento bíblico). La iglesia original adoraba a Dios al participar de la cena del Señor exactamente como Cristo lo hizo con una copa con fruto de la vid y un pan sin levadura (Mateo 26:26-28). Cantaban alabanzas a Dios, sin el acompañamiento de instrumentos musicales (1 Corintios 14:15). Los únicos instrumentos musicales que tocaron los miembros de la iglesia original fueron sus corazones (Col.3:16). También en la iglesia original, solamente hombres fueron permitidos a pasar a predicar o dirigir en la reunión (1 Corintios 14:34,35). Así adoraba la iglesia original de Cristo — según las instrucciones bíblicas. Si una iglesia hoy adora de otra manera, entonces no puede ser la iglesia original.

7. ¿Cómo se hace miembro de esa iglesia fundada por Cristo?

Hoy día, si quiere ser miembro de una iglesia o denominación, sólo hay que unirse a la que le gusta más. Pero la Biblia enseña que al momento de ser salvo, nosotros no nos “unimos” a ninguna iglesia, sino que el Señor nos añade a su iglesia, la original. Hechos 2:47 dice: “Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos”. Cuando usted cree, y se arrepiente y se bautiza para perdón de pecados, como enseña Hechos 2:38, en ese momento, Cristo le salva y le añade a su iglesia. No puede ser salvo y luego escoger la iglesia de su gusto. Cristo pone en su iglesia todos los salvos.

Queremos invitarle a usted a investigar la iglesia de la cual somos miembros y que lleva el nombre “iglesia de Cristo” (Romanos 16:16). Ojalá que nos visite. Y al visitarnos y comparar nuestras prácticas y creencias con la Biblia, si usted mira que esta iglesia practica todo conforme a las Escrituras, y que es en verdad lo que reclama ser, si es en verdad la iglesia original que Cristo estableció, ¿no le gustaría ser miembro de ella? Efesios 5:23— “Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador”. Cristo no es Salvador de iglesias humanas, ni es Salvador de personas que no son parte de ninguna iglesia. Efesios 5:23 dice que Cristo es Salvador de la iglesia, la que él estableció hace casi 2000 años, y por eso debemos hacer todo lo posible por ser parte de ella.   — Por Pablo Melton

Comments are closed