Artículos – Esposos

CINCO CLAVES PARA SER UN ESPOSO EXITOSO
(1 Pedro 3:7-9)

INTRODUCCIÓN
A. Lea 1 Pedro 3:7-9
B. Un problema en muchos hogares hoy en día es el abandono de los padres que no cumplen con los roles y responsabilidades que Dios les ha dado dentro de sus familias.
C. Una de las mejores cosas que un padre puede hacer por sus hijos es amar a su madre.
D. A continuación veamos cinco reglas para ser un esposo exitoso:

I. PRACTIQUE LA SOLIDARIDAD Y LA INTIMIDAD CON SU ESPOSA (I Pedro 3:7)
A. La necesidad profunda del corazón de una mujer es la unión total con su esposo. “Vivid con ellas con comprensión”
B. La palabra en latín para “intimidad” significa literalmente “más adentro”; es decir, revela a su esposa sus sentimientos más profundos. Se sincera con ella y comparte con ella
C. La intimidad incluye:
1. Intimidad verbal: comparte tus secretos, esperanzas, sueños, planes.
2. Intimidad emocional: riendo juntos, llorando juntos; compartiendo angustias, alegrías y miedos.
3. Intimidad intelectual: comparte sus ideas e intereses en libros, teología y política.
4. Intimidad social: tienes los mismos amigos, disfrutas del mismo tipo de recreación y pasatiempos.
5. Intimidad espiritual: oren juntos.
6.. Intimidad física: en que los dos se convierten en una sola carne.

II. SEA COMPRENSIVO CON SU ESPOSA (1 Pedro 3:7).
A. Los hombres y las mujeres son iguales, pero no son idénticos.
B. La distinción entre los sexos no tiene nada que ver con la igualdad; somos iguales en valor pero diferentes en función.
C. ¿Cuáles son algunas diferencias generales entre hombres y mujeres?
1. Dios diseñó al hombre para que fuera el iniciador y a la mujer para que respondiera.
2. Los hombres tienden a pensar lógicamente; las mujeres tienden a pensar emocionalmente.
3. Los hombres tienden a encontrar plenitud al hacer; las mujeres tienden a encontrar plenitud en ser. Un hombre está orientado a los objetivos, encontrando su mayor satisfacción en su trabajo; la mayor satisfacción de la mujer está en su hogar y en sus relaciones.
4. Los hombres tienden a estar en silencio; las mujeres tienden a hablar.
5. Los hombres tienden a buscar el éxito; las mujeres tienden a buscar seguridad.

III. DÉLE EL HONOR A SU ESPOSA QUE LE CORRESONDE (1 Pedro 3:7)
A. “Dando honor a la mujer como vaso más frágil” significa tratarla como alguien de mucho valor y con respeto y dignidad ya que son más delicadas.
B. Formas de honrar a su esposa:
1. Póngala en un pedestal.
2. Deje que sus hijos sepan cuánto la quiere y la honra.
3. Alábela delante de sus amigas.
4. Verbalice su alabanza de ella
5. Alábela no solo por su encanto físico y belleza, sino también por sus rasgos de personalidad.

IV. COMPARTA ABIERTAMENTE CON SU ESPOSA (1 Pedro 3:7)
A. Maridos y mujeres necesitan entender que como hijos de Dios participan por igual de una herencia de vida (Gálatas 3:28). Son “coherederas de la gracia de la vida”.
B. Más que cualquier otra cosa, la marca de compartir abiertamente con su esposa es orar juntos.
1. ¿Por qué a un hombre le resulta tan difícil orar con su esposa? Dios diseñó al hombre para que fuera el proveedor y el protector, y por eso está construido con una especie de concha exterior dura (Génesis 2:15).
2. ¿Por qué necesita la mujer que el esposo ore con ella?
a. Orar con ella es una afirmación de respeto por ella; orar juntos demuestra igualdad y confianza.
b. Orar juntos afirma que el esposo la reconoce como una entidad espiritual.
c. Afirma que el esposo tiene un interés genuino en su crecimiento espiritual.
d. Afirma que el esposo tiene tiempo para ella
e. Afirma que ella es parte de la vida espiritual de su esposo.
f. Afirma que el esposo desea tomar el liderazgo espiritual en el hogar.

V. TRATE DÓCILMENTE A SU ESPOSA (1 Pedro 3:7-8).
A. Téngale compasión; la palabra “compasivos” en 1 Pedro 3:8 significa literalmente “con sentimiento”
B. “Amándoos fraternalmente”, según el versículo 8, significa amor de amistad. Su esposa debe ser su mejor amiga.
C. “Misericordiosos” significa que usted duele cuando su esposa duele; la ama como a su propio cuerpo.
D. “Amigables” es mostrar amor en las pequeñas cosas, ser cortés. .

 

UNA FAMILIA FELIZ
(Salmo 128:1-6)

INTRODUCCIÓN
A. Dios creó a la familia para satisfacer los anhelos más profundos de nuestros corazones y para darnos los medios para dar y recibir amor, para propagar la raza humana y para proporcionar un entorno seguro para nutrir, enseñar y amar a nuestros hijos.

B. Dios describe a la familia ideal en el Salmo 128:
1. Un esposo piadoso (Salmo 128: 1-2)
2. Una esposa fiel (Salmo 128: 3)
3. Niños felices y productivos (Salmo 128: 3)

C. En la televisión la familia suele ser representada como disfuncional. Incluso se burlan de la idea de una familia feliz. Los padres del hogar cristiano deberían procurar mantener una ambiente en la que su familia pueda divertirse sin ser irresponsables y negligentes.

D. La risa es un regalo de Dios (Salmo 126:2; Génesis 21:6).
1. Jesús fue un hombre de gran alegría (Salmos 45:7)
2. Eclesiastés 3:4
3. Lucas 6:21

E. Consideremos brevemente dos promesas que Dios le hace al hombre de familia que le teme.

 I. DIOS LE PROMETE FELICIDAD Y BIENESTAR (Salmo 128:2), es decir refrigerio y reparación.

A. Salmo 127:2 – Un regalo de Dios para sus amados hijos es el sueño pacífico. Como padres, no necesitamos estar tan ocupados ganándonos la vida que nos olvidamos pasar tiempo con la familia.

B. El gozo y la risa son medicinas para nuestros cuerpos y nuestras almas (Proverbios 17:22; 12:25; 15:13-15).

C. Para llenar la plenitud de felicidad terrenal, un hombre no debe estar solo. Él necesitaba una ayuda idónea en el paraíso, y seguramente la necesita ahora fuera de ese paraíso (Salmo 128:3; Prov.18:22). Como una vid fructífera, ella se ocupa de la casa.

D. Para completar la dicha doméstica, Dios envía hijos. Los hijos sentados alrededor de la mesa familiar compartiendo una comida junto con sus padres es una preciosa imagen (Salmo 128:3). Tres cosas para recordar al criar hijos:
1. Sea firme, tenga algunas reglas.
2. Sea justo, sea honesto.
3. No sea demasiado grave, sea divertido.

II. DIOS PROMETE EL DISFRUTE CONTINUO AUN CUANDO SUS HIJOS SON ADULTOS (Salmo 128:4-6)

A. Construimos para nuestros hijos un museo de memorias. Los recuerdos brindan una sensación de seguridad y pertenencia a la vida de un niño.

B. La presencia y perpetuación de hogares piadosos es la clave para un país sólido (Las familias piadosas descritas en este salmo es la razón por la que David podía decir, “Paz sea sobre Israel” Salmo 128:6). Con el colapso del hogar viene el fracaso de cualquier nación.

C. Una fuente de gran alegría en la vejez son los nietos (Job 42:16; Gen.50: 23).

CONCLUSIÓN
A. Dios desea que todos nosotros tengamos tres hogares.
1. La iglesia es nuestro hogar (1 Ti.3:15)
2. La familia es nuestro hogar (1 Ti.3:4; 5:14)
3. El cielo es nuestro hogar (Jn.14:2; 2 Co.5:1)

B. Jesucristo es la clave para los tres.

Comments are closed