Articulo – Alcohol

Abstinencia Total de Bebidas Alcohólicas
Por Pablo Melton

Introducción:

¿Puede el cristiano tomar en moderación siempre y cuando no se embriaga?  De ninguna manera.  A continuación examinaremos tres razones porque es necesario que el cristiano se abstenga totalmente del vino fermentado y otras bebidas alcohólicas.

I. DIOS NO SOLAMENTE CONDENA LA EMBRIAGUEZ SINO TAMBIÉN EL PROCESO DE EMBRIAGARSE.  

(1) ¿Cuánto alcohol se tiene que consumir para finalmente cruzar la línea y convertirse en borracho y cometer pecado? ¿Una cerveza? ¿dos? ¿una copa de vino? ¿dos copas? Nadie puede decir una cantidad exacta necesaria para llegar al estado de embriaguez.

(2) La verdad, hermanos, es que el emborracharse es un proceso y la Biblia enseña que al momento de tomar un trago, uno está emborrachándose.

(a) Lucas 12:45-46

Dios condena a este siervo malo porque “comienza a golpear a los criados”.   Y también, comienza a comer y a beber y “comienza a embriagarse.” El problema no es solamente el estado final de embriaguez, sino el proceso de embriagarse- se trata del comienzo de las actividades descritas. Tal como fue pecado empezar a golpear a los criados, también fue pecado empezar a embriagarse. ¿Cuándo comienza alguien el proceso de embriagarse? Al momento de tomar su primer sorbo. En palabras claras, para el cristiano no es pecado solamente el estado final de emborracharse, sino cada paso involucrado en llegar a ese estado final.

(b) Efesios 5:18

Una traducción más exacta de este pasaje sería: “No comienza a embriagarse con vino.”  Este pasaje no solamente condena la embriaguez pero el proceso de embriagarse.

(c) 1 Tesalonicenses 5:7

Otra vez, “se embriagan” es un verbo reflexivo que se refiere al proceso de emborracharse. Es el proceso lo que Dios prohíbe, y no solamente el estado final de embriaguez. ¿Cuándo empieza este proceso? Al momento de tomar su primer trago.

II. LA PALABRA DE DIOS CONDENA EL TOMAR BEBIDAS ALCOHOLICAS SOCIALMENTE EN 1 PEDRO 4:3-4.

1 Pedro 4:3-4 enumera varias cosas en las cuales el individuo ya no participaba después de convertirse en cristiano. Las tres palabras que hacen referencia a ingerir bebidas alcohólicas son: “embriagueces, orgías, y disipación”.

(1) Embriagueces (hoinophlugia en el griego). Esta palabra se define como “rebosar o exceso de vino” (Strong). Esto se refiere a alguien que es alcohólico. Es una persona que siente la necesidad de beber para comenzar el día, beber durante el día, y beber por la noche antes de acostarse. Es un adicto a la bebida.

(2) Orgías” (kosmos en el griego). Esta palabra se define según Thayer como “jaranear, fiestas de juerga y embriaguez que son prolongadas hasta muy de noche y en que se satisfacen de jarana.” Esto se refiere a alguien que bebe hasta el punto de hacerse rebelde. Dichas persones no beben todos los días, pero por lo general se emborrachan los fines de semana. Beben cuando hay una fiesta. Beben cuando van a un partido, y a veces se ponen bulliciosos e insoportables.

(3) “Disipación (potos en el griego).  Strong define esta palabra como una “borrachera.” Trench dice que significa “una borrachera…el banquete el simposio, no necesariamente excesivo, pero dando oportunidad para el exceso.” Esto se refiere a alguien que simplemente toma un trago en una fiesta de cocteles. Ya que es algo diferente a las “orgias” (que se refiere a alguien que se pone un poco “achispado”), y también diferente a las “embriagueces” (que se refiere a alguien que es adicto), entonces tiene que referirse a alguien que simplemente toma un trago.

El Espíritu Santo dice que el cristiano ya no debe participar en tales actividades. El mundo nos mirará como extraños porque no compartimos con ellos en sus prácticas carnales.

III. DIOS MANDA SOBRIEDAD.

(1) ¿Qué significa ser sobrio? 1 Pedro 5:8

(a) El filósofo judío Filón que vivió del 15 a.C. hasta el 45 d.C. ilustra el significado de “sobrio” (nephein) en el primer siglo cuando escribió: «Así también, la sobriedad (nephein) y el embriagarse son opuestos».

(b) El renombrado Diccionario Griego Liddel y Scott lo define así: «ser sobrio, no tomar vino».

(c) Clemente of Alejandría (150 d.C -215 d.C.) usó esta palabra griega cuando dijo: «Por lo tanto, admiro a aquellos que han adoptado una vida sobria (nepalion), y que les gusta el agua, la medicina del dominio propio, y que huye lo mas lejos posible del vino, evitándolo, como que si tuviera el peligro de fuego».

(2) El diablo como un león hambriento está merodeando por todas partes, tratando de cazarnos. Su intención es romper en pedazos al cristiano. Para defenderse, el cristiano solamente tiene una espada (Ef.6:17). Aunque no parece ser muy buena arma, es poderosa más allá de nuestra comprensión (Heb.4:12). El cristiano fiel no necesita “un trago” para calmarse los nervios, sino que necesita estar nervioso, no relajado. Necesita tener los reflejos tan rápidos como un relámpago y su juicio claro— no un juicio dañado por el alcohol. De esta forma siempre estaremos listos para defendernos cuando de improviso, el león se lanza hacia nosotros. ¡Hay que ser sobrios (abstenernos de beber alcohol casualmente.)

(3) Es interesante que 1 Pedro 5:8 está haciendo un contraste entre “ser sobrio” y “devorar” (ingerir). Adam Clarke comenta: «Hay una hermosura en este versículo, y un contraste sorprendente entre las primeras y las últimas palabras, que muchos no han notado. La frase “sed sobrios” se deriva de dos palabras griegas: NH (que significa “no”) y PIEN (que significa “beber”)…Entonces “sed sobrios” significa “no beber, no tragar”. La última palabra del pasaje, “devorar” se deriva de dos palabras griegas: “KATA (para abajo) y PIEIN (beber)”. Entonces esta palabra “devorar” significa “tragar”. Y el punto es, que “Si usted traga bebida fuerte, el diablo le tragará. Escuchen, borrachos,….la bebida fuerte no es solamente un recurso del  diablo sino el medio por el cual el diablo entra en ustedes, y ustedes que beben son los que el diablo en particular podrá tragar».

(4) La palabra NEPHALIOS también es traducida “sobrio” tres veces en el Nuevo Testamento (en 1 Timoteo 3:2, 11 y Tito 2:2) y también significa “no beber”.

(a) Albert Barnes dice que la palabra “sobrio” (NEPHALIOS) en 1 Ti.3:2 significa “sobrio, templado, abstinente, especialmente con respecto al vino, luego vigilante, mentalmente sobrio y cauteloso.”

(b) Según estos tres versos (1 Timoteo 3:2,11 y Tito 2:2), los ancianos no pueden beber nada, ni las esposas de los diáconos, ni los viejitos (ancianos). Tienen que ser sobrios.  De hecho, ningún líder dentro de la iglesia tiene el derecho de beber así como fue vedado también a los ministros judíos del Antiguo Testamento (Levitico 10:9). Incluso las esposas de los diáconos tienen que «sobrias» (1 T.3:11). Si no les es permitada a las esposas de los diáconos beber, ¿como podría el diácono tomar un poco de vino? No puede. (Por lo tanto, “no dado a mucho vino” no implica que puede tomar un poco- 1 T.3:8 así como “No hagas mucho mal” no implica que se puede hacer maldad en moderación).

Conclusión:  Dios no solamente condena la embriaguez sino el proceso de embriagarse. Seamos sobrios y no andemos en disipación (bebidas sociales).

 

Comments are closed